“Es cuando duermo que veo claro”… loco de una dulce ponzoña…

Josep

Josep

Josep Ros a primera vista es sencillo, respira algo que va más allá de la humildad y se presenta discreto y sosegado. Al segundo vistazo, Josep es de una inteligencia y cultura abrumadora. Transmite aplomo y calma y podrías pasarte horas y más horas hablando de ARTE, HISTORIA, CULTURA O RELIGIÓN, sin que parecieran pasar los minutos, o, eso me pasó a mí, nada más conocerle. El tercer vistazo, ya metidos en su obra, es, simplemente, increíble. Con una pizca de ironía y  canallismo, otra pizca de fantasía y simbolismo y un poco de esos ambientes de caricatura y teatralidad, Josep te saca una sonrisa astuta e inteligente.

  • Estudiaste Bellas Artes y luego Historia del Arte, ¿qué te lleva a estudiar Bellas Artes? Y, una vez acabada esta carrera, ¿qué te empuja a matricularte en Historia del Arte?

Estudié BBAA porque es una pasión desde mi infancia, siempre había querido ser pintor. Alterné los estudios con el trabajo en un taller de escenografía, lo que influyó decisivamente en el carácter teatral de mis pinturas.

Un vez en BBAA surgieron muchas preguntas, no podía entender las nuevas tendencias sin tener en cuenta su evolución. En el Arte, como todo en esta vida, es importante saber de dónde viene o cuáles son sus referentes. Es por esta razón por la que decidí  estudiar Historia del Arte.

  • Existe, en efecto, un camino de regreso de la fantasía a la realidad, y es… el arte, Sigmund Freud. Para ti ¿qué significa pintar?, ¿qué es para ti el arte?

Alguien dijo, no recuerdo quién, que pintar no es un oficio, ni una profesión, sino un estilo de vida, una fuerza que empuja a crear y representar aquello que emociona o conmueve, pero también a plasmar aquello que nos asquea o repugna, aunque esto último venga envuelto en papel de regalo y lazos de colores.

Umberto Eco apreció sobre todo la permanencia de  un denominador común que sería la comunicación con el espectador. Éste sería para mí el nexo que une el Arte a través de toda la historia y que nos permite, llegados a este punto, reivindicar la creación artística y vincularla al imaginario colectivo. De otra forma el Arte queda relegado al criterio subjetivo de unos pocos, alejando cada vez más a la sociedad de la actividad artística, ya sea creativa o contemplativa.

Mermaid´s song (detalle)

“Mermaid’s song”

  • Ya en el título de la exposición se intuye una declaración de intenciones “Es cuando duermo que veo claro”.  ¿Qué sueña Josep?, ¿es tu subconsciente el que prevalece en la realización de tus obras?

El título pertenece a la Poesia de J.V. Foix, del cual he tomado una estrofa.

…Es cuando duermo que veo claro
loco de una dulce ponzoña.
Con perlas en cada mano
vivo en el corazón de una concha.
Soy la fuente de la colmena
y la guarida de la fiera.
O la luna que se afina
en morir ladera allá.
Es cuando duermo que veo claro
loco de una dulce ponzoña…

No sabría decir cuánto hay de subconsciente o de plenamente consciente, o tal vez son los dos al mismo tiempo. En el proceso de creación influye el bagaje que cada cual lleva consigo, en el mío, más que influencias oníricas, existen referencias culturales y circunstanciales y también de estados alterados de la consciencia. Mi trabajo no pretende aproximarse al surrealismo onírico de Breton, más bien sería una reformulación del simbolismo.

LLacuna Estígia

“LLacuna Estígia”

  • En una de tus obras, por ejemplo, “Papaver somniferum”, vemos una figura femenina a modo de Pantocrátor con orejas de Mickey Mouse, cogiendo en brazos un bebé demonio rojo y, bajo, a su derecha, un enano con lazo y coleta, inspirado en un personaje llamado Schlitzie, de la película “La parada de los monstruos“, de Tod  Browning.

Esta pintura encierra un significado bastante siniestro que gira en torno al mundo de las drogas y en concreto al opio cuyo nombre científico de la planta es Papaver Somníferum.

 

Papaver somniferum

“Papaver somniferum”

Cristo Pantocrátor del ábside de Santa María de Boí Taüll (Catalunya)

Pantocrator

Schlitzie

Schlitzie, de la película “La parada de los monstruos”, de Tod Browning

Los tres derivados de esta planta, el opio, la heroína, y la morfina están representados en estos tres personajes, de apariencia divertida, o ingenua, pero cuya relación con cualquiera de ellos termina finalmente en un compromiso, simbolizado por el anillo que lleva la figura central, del que resulta difícil desprenderse.

  • ¿Cómo trabaja tu creatividad a la hora de crear composiciones y personajes?, ¿es algo a lo que le dedicas mucho tiempo o te vienen a la mente de forma inconsciente?

Generalmente me ocupa más tiempo el proceso de creación que el de ejecución, al que también le dedico muchas horas debido a la técnica elegida. A la hora de plasmar una idea no me gusta recurrir a tópicos. Consulto libros antiguos de emblemática y de iconografía  para saber cómo se representaban determinadas ideas en el pasado, pero cabe tener en cuenta que el significado de éstas, si bien en su día podían ser fácilmente identificadas,  pueden no tener hoy en día el mismo significado. Es por esto que introduzco símbolos que puedan ser leídos por un espectador actual, o en todo caso que las imágenes lleven al espectador a hacer su propia interpretación basada en su propia experiencia.

Los temas a los que recurro son muchos y variados, desde la lectura de un poema que me emociona, hasta la más prosaica de los periódicos. Si de repente hay algo que me interesa hago un boceto, un primer dibujo, que voy desarrollando, hasta que me parece convincente, mi intención es no dejar nada al azar.

"Esfinx" (detalle)

“Esfinx” (detalle)

  • Influencias que van desde la pintura clásica europea, el low brow, Baudelaire, la poesía de Vicente Foix, el simbolismo conceptual y francés, los emblemas de Alciato, la iconografía de Ripa… ¿cómo amalgamas un cocktail tan diverso para que parezca un TODO?

El hilo conductor de toda esta amalgama de fuentes que has nombrado está en la manera de representarlas que, como ya he dicho, bebe bastante de los escenarios teatrales. Doy importancia a los fondos y al paisaje, creando planos que den profundidad y esta es una característica de la escenografía y también de la pintura clásica, como lo es también el precepto clásico de situar la figura humana como medida de todas las cosas.

  • Hablando de iconografía como la de Alciato, Ripa, la Hierogyiphica de Horapolo… ¿crees que existe una iconografía colectiva ancestral?

Por supuesto, a lo largo de la historia de la humanidad podemos ver símbolos comunes incluso en culturas distantes como pueden ser, por poner un ejemplo, la egipcia y la azteca, cuyas religiones radicaban en el sol, y cada una desarrolló su cosmogonía en base a esto. En Europa, a partir de la edad media y el renacimiento se trataron de homogeneizar una serie de símbolos que permitirían a la gente, generalmente no letrada, identificar un santo o una virgen, así como también ideas abstractas, como la fe o la caridad, a través de objetos representados junto a un personaje. Parte de esta iconografía pervive en el imaginario colectivo, como puede ser la imagen de un ojo que irremediablemente nos induce a pensar en la vigilancia, en el hecho de ser observados, consciente o inconscientemente, lo cual constituye un debate actual que ya auguraba George  Orwell.

"Transfusió"

“Transfusió”

 Desde luego, actualmente esta  iconografía de carácter hermético ha sido sustituida por marcas de productos, de manera que si viajamos a una parte remota del mundo no nos será difícil reconocer el símbolo de McDonalds, o Coca-Cola.

  • Mark Rayden, Gary Baseman, Nicoletta Ceccoli, Coté Escrivá… son algunos de los representantes del low brow (surrealismo pop). Todos estos artistas trabajan sobre todo con ilustración. Tú necesitas meses para terminar una de tus obras al óleo, ¿has pensado alguna vez soltar los pinceles y pasarte a lo digital?

No lo descarto, pero me gusta mucho el olor de los barnices y obtener  resultados a base de veladuras de óleo, esto puede parecer anacrónico, pero para mí es un “divertimento”.

 

  • Lewis Carroll, Mary Shelley, Tim Burton, Guillermo del Toro… parecen referencias en tu imaginario fantástico, ¿de qué personaje fantástico te hubiese gustado ser el creador?, ¿por qué?

Me pones en un aprieto porque me hubiera gustado crearlos a todos ellos, desde Alicia a Frankenstein, pero si tengo que elegir solo uno, diría que Alicia. Es un cuento muy complejo a mitad de camino entre la realidad y el inconsciente, con una gran carga simbólica en todos sus personajes. Sin embargo, Alicia nos es presentada como un personaje ingenuo dentro de un mundo en el que se acentúan la ansiedad y los comportamientos paranoicos reflejados en el conejo que tiene prisa, y  los comportamientos asumidos que no cuestionamos, como la manía del sombrerero loco con tomar el té a una hora determinada, etc. En definitiva, a través de los ojos de Alicia vemos nuestro mundo reflejado y aumentado.

"Venena Pello"

“Venena Pello”

  •  El espectador que visita tu obra necesita acercarse para ver los detalles y le resulta inevitable mostrar una sonrisa. Tu obra es una mezcla de realismo grotesco y, a veces, monstruoso, con una belleza ácida cuyo fondo posee una clave de humor, ¿es una estrategia para hacer una crítica social?

Definitivamente, sí. Hacer crítica social es  uno de los mandatos que deberían estar presentes en el Arte para que este pueda cumplir con su función, o al menos con una de sus funciones. En estos tiempos en el que el mundo está tan convulso, el Arte no debería ser ajeno a los movimientos sociales en los que está inmerso, nunca lo ha estado.

"La meua lluita"

“La meua lluita”

  • Un poco más allá, crees que tu obra muestra la banalidad del presente?, ¿consideras que la sociedad actual necesita nuevos modelos moralizantes, a la manera de los emblemas de Alciato?

La moral está influida por el relativismo cultural, creo que sería más acertado en un mundo globalizado hablar de ética por tener un carácter más universal.

No estoy seguro que hubiera que crear nuevos modelos, bastaría con rescatar muchos de los que grandes filósofos como Kant o Descartes propusieron en su momento y que siguen estando vigentes. Nuestras sociedades, y hablo en plural porque parece ser una dinámica mundial, están inmersas en un proceso de mercantilización en el que cualquier cosa es susceptible de comprarse o venderse, y esto incluye casi cualquier cosa, desde bienes a personas. El Arte puede contribuir decisivamente en revertir de alguna forma este proceso que a su vez narcotiza a la sociedad y que la lleva irremediablemente a la idiotez y por tanto a la banalidad.

En muchas épocas el Arte ha tenido un carácter épico y ha sido el revulsivo que ha supuesto un cambio de mentalidad, hablo por ejemplo de los románticos con Delacroix a la cabeza, que se implicó fuertemente en la lucha por la independencia de Grecia.

  • ¿Cuáles son tus próximas fantasías a corto y largo plazo?

Muchas, que espero que dejen de ser fantasías y se conviertan en realidad. Estoy empezando con una serie dedicada al mundo del circo que todavía está en estado embrionario pero que me ilusiona muchísimo.

MIL GRACIAS JOSEP!!

Anuncios

Un comentario en ““Es cuando duermo que veo claro”… loco de una dulce ponzoña…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s